Saldré de tu piel de cuero…

Juan Martins recientemente Finalista en el «V Premio El espectáculo Teatral», 2010, España. Ha sido galardonado, además, con el primer premio en el XVI CONCURSO NACIONAL DE LITERATURA IPASME AÑO 2008

El dramaturgo, crítico y director teatral venezolano Juan Martins obtuvo el primer premio en el XVI CONCURSO NACIONAL DE LITERATURA IPASME AÑO 2008, mención dramaturgia con la pieza Saldré de tu piel de cuero la cual se presentó con el seudónimo «Zitman». Los resultados de este concurso, el cual, como ya es costumbre, contó con una extraordinaria participación en cada una de las menciones, participación que avala la gestión que en el área de la literatura y la lectura viene desarrollando la Institución a través de su Fondo Editorial. Este premio se le suma al autor en su carrera literaria.

En esta pieza, Saldré de tu piel de cuero, lo ficcional: ruptura del tiempo, la alteridad del «yo» establecen una relación lúdica que le permite al autor cuestionar la realidad de la historia, cuando dos hermanos se contradicen en su visión de mundo, sin saber en principio que son hermanos, porque han tenido diferentes responsabilidades en ese azar, a veces necesario, que es la vida: uno, fascista, el otro, inspector de una policía especializada. Crean su propia síntesis de la vida como si ese encuentro fuera un tablero de ajedrez al que, además, acostumbran realmente jugar en una plaza de cualquier ciudad cosmopolita, pero que lo «extraño» les hace la jugarreta mediante sus propios temores y enfrentamientos con la historia, la vida.

Juan Martins (1960, Venezuela), dramaturgo. Escritor. Crítico Teatral con trayectoria internacional. Magíster en Literatura Latinoamericana. UPEL, Maracay. Mención de honor como Finalista en el «V Premio El espectáculo Teatral», 2011, España. Primer Premio en el «XVI Concurso Nacional de Literatura IPASME», 2008 con Saldré de tu piel de cuero, «Premio Bienal de Literatura Augusto Padrón». 2004, género dramaturgia con la pieza Caperucita ríe a medianoche, otorgado por la Alcaldía de Maracay. Premio «Miguel Ramón Utrera». 2008, mención dramaturgia con la obra Caramelo de nueva york*. Premio mayor de las artes, mención dramaturgia. Conac: 2004 con la pieza Dollwrist. Finalista en el concurso «El Espectáculo Teatral», España. 2006 y seleccionada para el «Festheve», 2008. París, con la obra La Tarde de la iguana, traducida al francés y representada en su lectura dramatizada para dicho evento. Premio extraordinario de monólogo teatral hiperbreve: Concurso internacional de microficción «Garzón Céspedes». Madrid, 2007, con la pieza Sara bajo lágrima. Ha publicado Poética para el actor (2000) y Cartas del corazón para Edith Piaf y otras piezas (2002) en la editorial «The Latino Press» de Nueva York. En tres y dos (2003), Antología teatral: Rodolfo Santana, Gustavo Ott y Juan Martins y Proscenio de la feminidad. Prólogo a la antología teatral: Passport, Cayo Bikini, Rosa de papel (Caracas, 2004), ambas, en esta editorial. Peruvian blues de Isaac Goldemberg o lo aprehensible de la realidad en (2da. Edición): Alexandria, VA: Alexander Street Press, 2004. Entre otras publicaciones y colaborador de revistas culturales, tanto en Venezuela como fuera de su país. Co-autor de Microantología del Microrelato II, «Ediciones Irreverentes», Madrid, España (2010). Actualmente se desempeña como director de la editorial «Ediciones Estival» y director de la revista de crítica literaria y de teoría teatral «Teatralidad». Además de productor y director teatral. Mantiene en Internet la bitácora Crítica teatral. Jurado en diferentes concursos de la región. Premio Mérito al trabajo. Teatro. Medalla de Plata 2007. Recientemente se ha destacado como director del montaje «Mariana», con la destacada actriz Mirla Campos y con la obra Arritmia de Leonel Giacometto. Socio miembro de AINCRIT, «Asociación Argentina de Investigación y Crítica Teatral, destinada a fomentar el desarrollo de la Investigación y la Crítica Teatral en la Argentina y a organizar encuentros sobre la especialidad». Trayectoria docente durante 20 años en educación media y universitaria Más del autor: dramaturgia…

*En estos momentos parte de su obra y artículos están siendo traducidos al portugués por  Rogério Viana:«O autor, professor e crítico venezuelano Juan Martins, do qual traduzi o texto teatral ‘Caramelo de nova york’, publica na Venezuela alguns blogs. Em um deles faz críticas a peças de teatro e a livros, embora o blog tenha o título de ‘Crítica Teatral’ apenas. Esta semana Juan Martins enviou-me a crítica que fez do livro “Las teorias salvajes”, da escritora argentina Pola Oloixarac, publicado pela Editorial Entropía, de Buenos Aires e que no Brasil foi publicada, recentemente, pela Editora Benvirá, com o título de ‘As teorias selvagens’»….(leer más)
Publicado en 1 | 1 Comentario

en librería las musas…

Bautizo del libro

[…] La palabra evoca su dualidad, su doble expresión contiene —quizás internamente— un discurso que lo define, lo edifica en otro. Si digo «bandera» lo asocio a cualquier momento histórico. Si anuncio, la palabra en sí, se hace signo, vocablo pero también corporeidad: dolor, amor, odio, expresión, cuerpo y finalmente emoción la cual se presenta como signo convencional de un discurso que tiene sentido y al mismo tiempo quiere «mostrar» su visión de la realidad o de la historia. El teatro es eso: cuerpo, sustancia del texto o la consecuencia de aquel discurso. De alguna manera —no sé cómo— el cuerpo es la unidad de las emociones del espectador. Para él la obra de teatro ha funcionado porque sus emociones se han corporizado. Y si digo que las emociones han adquirido ese nivel en el espectador es porque el discurso —quizás teatral— ha funcionado en ese contexto. Así que el signo teatral no es sólo un hecho convencional (y esto es una herejía semiótica). Sino que se flexibiliza haciéndose «deseo» en el texto (como quería Ronland Barthes, cuando se distanciaba de la ciencia). Búsqueda alterable en cuerpo continuo, temple, ritmo, cadencia poética: actuación.
Entonces —queridos espectadores— somos cuerpo y comulgamos en esa relación con el otro. El signo es una alteridad porque vocaliza con el espíritu que nos constituye en el otro que «ve» aquel otro cuerpo del actor y cuando el texto, junto con el dramaturgo (al cual prefiero llamar poeta) —ahora sí lo digo—, comprende que el lugar lúdico de la palabra le viene de ese distanciamiento consigo mismo, consigue en ese instante introducirse en la sensibilidad de quien recepta su obra. La palabra en él es el éxtasis de su encuentro que se hace síntesis en lo que será, en el contexto de la obra, el espacio escénico representado. Todo está sujeto a esa dinámica espiritual cuyas formas están contenidas en el arte. Por eso decía que nada es convencional, puesto que ese cuerpo está (lo estará) en proceso de constituirse. Las nuevas tendencias teatrales no son más que parte de ese mismo cuerpo y, como cuerpo que es, adquiere belleza, sentido, ética, expresión y finalmente condición humana que es de lo que estamos hablando. Esa condición humana es la búsqueda de todo dramaturgo al encuentro con su propia poética de las emociones…. (leer más…)

Conferencia dictada en el marco del bautizo del libro “Monos azules en Times Square”. En la fotografía, Mirla Campos en la representación de la lectura dramatizada de “Mariana” de José Ramón Fernández, en el marco del bautizo

Publicado en Obras/acontecimientos | Deja un comentario

Monos azules en Times Square

Isaac Goldemberg nació en Chepén, Perú, 1945, y reside en Nueva York desde 1964. Ha publicado tres novelas, trece libros de poesía, dos libros de relatos y dos obras de teatro. En el 2001 su novela La vida a plazos de don Jacobo Lerner fue seleccionada por el National Yiddish Book Center de Estados Unidos como una de las 100 obras más importantes de la literatura judía mundial de los últimos 150 años. Su obra ha sido traducida a varios idiomas y publicada en numerosas revistas y antologías de Europa, América Latina y los Estados Unidos. Sus publicaciones más recientes son Libro de las transformaciones (2007), Tierra de nadie (2006), La vida son los ríos (2005) y Los Cementerios Reales (2004). Actualmente es Profesor Distinguido en Eugenio María de Hostos Community College de The City University of New York, donde también dirige el Instituto de Escritores Latinoamericanos y la revista internacional de cultura Hostos Review.

Juan Martins (1960, Venezuela), dramaturgo. Escritor. Crítico Teatral. «Premio Bienal de Literatura Augusto Padrón». 2004, género dramaturgia con la pieza Caperucita ríe a medianoche, otorgado por la Alcaldía de Maracay. Premio «Miguel Ramón Utrera» .2008, mención dramaturgia con la obra Caramelo de nueva york. … [leer más arriba]

Con Monos azules en Times Square sus autores han logrado componer una estructura que se identifica con la subjetividad de lo latinoamericano en una ciudad como lo es Nueva York, en la que el ritmo de los parlamentos introducen al espectador en un nivel de ficcionalidad, creando una relación lúdica para su próxima puesta en escena. Lo mítico-latinoamericano es el sustrato de un discurso que dialoga entre diferentes realidades. Así que la alteridad, la disposición de una realidad en otra, fluye en el relato teatral para denunciar a los modelos de alienación que están presentes en los medios de comunicación mediante el rigor de la escritura dramática. Permitiendo que el humor sea un dispositivo de enlace con aquel espectador. La imaginaría popular trasciende en la visión del lector hacia una postura de reflexión en el caso de que éste, el lector-espectador, se permita esos niveles con la lectura. Después de todo se quiere que estos lectores se entusiasmen. No es una lectura sólo para especialistas, sino también para aquellos interesados en conocer la condición de vida del «hispano» en esta ciudad de Nueva York a partir de una modesta propuesta en la que la metáfora se cierne sobre la escritura.

Este nuevo éxito editorial (Cuadernos del Teatro San Martín de Caracas.) será pronto presentado en la Ciudad de Caracas, Teatro San Martín de Caracas, Librería Las Musas.

Publicado en 1 | Deja un comentario

“Caramelo de Nueva York” ganó en Maracay

Edgard Moreno-Uribe

juanmartins.jpg Betty, de 33 años, y Elisa, algo mayor, viven un melodramático desenlace en un vagón del Metro de Nueva York. Son seres alienados que agobiados por las convenciones sociales optan por poner “la raya” a sus existencias de manera nada convencional.

Esa es la síntesis argumental de la pieza Caramelo de Nueva York*, de Juan Martins (47 años), la cual obtuvo el primer premio de la Bienal de Literatura “Miguel Ramón Utrera”, en mención Dramaturgia, auspiciado por la Coordinación de Literatura de la Secretaría Sectorial de Cultura del estado Aragua, en Venezuela. Según la decisión del jurado, que integraron Alfredo Fuenmayor, Rodolfo Rodríguez y Oswaldo González, este trabajo literario “apunta hacia la concreción de una estructura coherente, cuyo discurso se arma desde el centro mismo de un espacio único, cerrado, múltiple, en el que confluyen conflictos, tensiones y situaciones dramáticas que en lo formal se resuelven en el mismo discurso físico-espacial, emocional-lúdico”.
Martins, quien ejerce la crítica teatral, explica que Caramelo de Nueva York es consecuencia de una experiencia maravillosa. “La hice a una hora determinada del día, con el ritmo necesario del oficio para escribir lo que el texto exige, no lo que uno quiere. A parte del hecho de que se debe escribir a diario, también se puede hacerlo a medio camino con lo orgánico, con el hecho automático que lleva una idea detrás de la otra sin pararte de la computadora y bajo su sorpresa. Hay un poco de esas dos cosas en la escritura de esta pieza, la cual forma parte de una trilogía que denomino ‘Piezas inicuas’, done los personajes estructuran el ritmo de los diálogos, la sintaxis, el sentido y, como es natural, el significado hacia formalidades psicológicas. Están allí ficcionando la realidad mediante lo perverso, lo extraño y la dualidad de sus caracteres. Siendo (desde la progresión de las escenas) el sexo un modo de vida en ellos”.

Profesor en Ciencias Sociales y maestro en Literatura Latinoamericana, además de dirigir el Estival Teatro en Maracay, Martins reitera que a la pieza premiada la acompañan Saldré de tu piel de cuero y Tres cabezas muerden mejor que una. “Es una trilogía donde está presente lo perverso, lo lúdico y ficcional. Esas temáticas no me son propias, es una concepción de la dramaturgia en la que la ciudad es el tema, un tratamiento de lo femenino. Y lo digo así porque Caramelo de Nueva York fue escrita orgánicamente, desde lo sentido por la escritura, y en ella predomina la intención del habla y del tono. En otra docena de piezas he venido tratando diversos temas, como Monos azules en Time Square que aborda lo mediático, la televisión, el teatro y sus diferentes modos de alienación. La escribí a cuatro manos con Isaac Goldemberg, peruano con muchos años residenciado en Nueva York. Esa me gusta por sus ritmos y porque se trata el asunto de los latinoamericanos en esa ciudad, la alienación consumista, el aspecto religioso de los latinoamericanos y su efecto mediático en una urbe como esa. Allí se cuestionan los efectos de los medios de comunicación, como lo hago en Dollwrist, que también me ha dado satisfacciones. Varias de mis piezas están centradas en el asunto de la televisión y sus dueños, las formas de poder que se establecen desde estos medios y el elemento erótico.

-¿Por qué el teatro y la literatura?

-Son opciones de vida y porque entre la literatura y el teatro existe un estrecho enlace. Es más, sabemos que el teatro, en tanto a su dramaturgia, es literatura. Cada cual encuentra sus vínculos necesarios, pero si se asume la condición desde el escritor sabremos que será el texto quien nos exigirá y no al contrario. En otras palabras, no escribimos lo que queremos, sino lo que el texto nos exige.

-¿Cómo se maneja en esas dos disciplinas y además en la crítica?

– Escribo y es una vitalidad, pero también necesito integrarme al escenario. Y la crítica teatral es parte de esa misma vitalidad. Por ello, desde la crítica establezco un respeto hacia el actor. Eso me legitima escribir crítica, pero no me hace juez en nada. No me siento juez ni responsable de los discursos, sólo trato de ser honesto conmigo mismo, porque también soy creador. Cuando me presento como productor o escritor para nada tiene que ver con la crítica que ejerzo. Son limitaciones del hecho escritural que bien someto al rigor del método y el primero que me lo agradece (en caso de que sea así) es el lector. A él me debo, sea éste un espectador o un actor, actriz. Y me hace feliz escribir para ellos.

-¿Cuál es el estado actual del teatro venezolano?

-Repito lo que he dicho en otros escenarios: se ven emerger grupos, actores, actrices, dramaturgos y directores (sin ser aún un movimiento) que, con mucho menos recursos, están alcanzando niveles estéticos bien reveladores. La reciente Muestra Internacional de Teatro y Títeres en las Comunidades de Caracas nos mostró esa posibilidad, sorprendiendo a propios y extraños en ese acontecimiento. A esos grupos nadie los conoce, nadie los ve en ciertos centros culturales, pero desarrollan su trabajo. Por ello, tenemos que estar pendientes de esas nuevas voces, incluso, en la dramaturgia. Eso me interesa.

Fuente: El espectador/El mundo, p. 17. 11/12/07

*Pronto será estrenada, bajo la dirección de Gonzalo Cubero,  en el Teatro San Martín de Caracas

Publicado en Obras/acontecimientos | Deja un comentario

Sara bajo lágrima

Obtuvo de LA CÁTEDRA IBEROAMERICANA ITINERANTE DE NARRACIÓN ORAL ESCÉNICA (CIINOE) Y SU CONCURSO INTERNACIONAL DE MICROFICCIÓN “GARZÓN CÉSPEDE

UNO DE LOS PREMIOS EXTRAORDINARIOS DE MONÓLOGO TEATRAL HIPERBREVE
CON SU OBRA “SARA BAJO LÁGRIMA”.

Leer esta noticia en premiosliterarios.com

| Deja un comentario

Caperucita ríe a medianoche

Galardonada con el primer premio en la Bienal «Augusto Padrón», 2004, en la mención de dramaturgia.

| Deja un comentario

La tarde de la iguana

Finalista en el concurso de dramaturgia «I Premio El Espectáculo Teatral» de España con su obra «La tarde de la iguana», siendo su autor, entre la ganadora, Lourdes Ortiz, uno de sus finalistas:
.- Jorge Rafael Otegui (Buenos Aires, Argentina) por su obra “Memorias de un largo adiós”.
.- María Esther Sánchez (Salamanca, 1976) por su obra “Ese hombre que me ata”.
.- Juan Carlos Blanco, (Barcelona, 1974) por su obra “Llueven vacas”.
.- Juan Martins (Maracay, Venezuela, 1960) por su obra «La Tarde de la iguana».
«El jurado destacó el gran valor de una buena parte de las obras presentadas y el afán vanguardista presente en muchas de ellas»

Más información en Ediciones irreverentes

.-Seleccionada para el Festheve de Paris, 2008

| Deja un comentario