Él es Vila-Matas, no soy Bartleby

Destacado

Vila-Matas y su navegación: «Reunidos todos los personajes, en la búsqueda permanente de una unidad que al final se desvanece, Enrique Vila-Matas se construye personaje en esta aventura que Juan Martins ha asumido para deshacerse de sus propios fantasmas. No es de extrañar que el autor de este ensayo, un dramaturgo que se ha visto acompañado del relato y de la poesía, entre en el laberinto de una escritura en la que el escritor barcelonés es el centro, el magma que lo hace andar de puntillas sobre la lava de las palabras para alejarse, paradójicamente, de unos personajes que lo han abordado y acosado por varios años. Vila-Matas es una enfermedad contagiosa. Se añade a la vida de quienes lo leen, porque él mismo, Vila-Matas, es personaje, su propio augurio, y a la vez su propio crítico. En este intento de Martins, el otro del autor catalán se amasa cuerpo en su búsqueda: siempre aspira al desvanecimiento, a la desaparición. Una metáfora de la literatura…»/ Alberto Hernández.

Él es Vila-Matas, no soy Bartleby/Ensayo
1ª edición: © Ediciones Estival 2014
Colección El vitral de Duchamp nº 1
ISBN: 978-980-12-7542-8

 

Ensayar para un ensayo

Alberto Hernández

Tavares BookCoverEscribir como quien escribe un libro para retozar alrededor de él, o mecerse en un columpio. Escribir para ensayar los pasos de un baile y luego leer a un poeta, “explicarlo”, analizarlo, desnudarlo. Escribir para buscar a alguien en India o encontrarlo en un reino, adentrarse en Jerusalén, aprender a elevar preces mientras el humor destaca, son algunas de las peripecias que Goncalo M. Tavares usa para deslizarse feliz entre los géneros y hacerlos a un lado y crear el que él extiende como sábana en la cama. O como mantel sobre una mesa donde las palabras están tan vivas que muerden.

Juan Martins lo aborda, lo usa como ariete para adentrarse en un mundo, en un paisaje diverso de escritura que lo ha convertido en uno de los escritores más importantes de la lengua portuguesa y ya traducido a muchísimos idiomas forma parte de una leyenda viva, literaria, existencial, imaginativa, imaginaria, desdoblada en todas las maneras de decir en el trazo de su escritura, a través del idioma que ha dado a Camoens, a Pessoa y ha cabalgado sobre el lomo de sus libros como una demostración de que escribir se sujeta a la plena libertad de inventar y hasta de burlarse de quien lee o no lo hace, porque de alguna manera el que no lector es también personaje.

¿Cómo escribe este hombre?

De diversas maneras, pero más lo que escribe ese tallador de aventuras verbales, vertiginoso en todas sus inclasificables libros: novelas que no son novelas, cuentos que se derriten en un poema o en una burla tierna, ensayos que son vehículos a toda o poca velocidad. Ensayos para ensayar y ensayarse. Poesía que se hace conferencia, personajes y señores del mundo de las letras que son tuteados, reunidos para adentrarse en un verso y removerlo, quitarle la ropa, añadirle otros verbos y adjetivos. En fin, un sujeto que bien vale tenerlo presente como lo ha hecho Juan Martins en su estudio, quien desde lo académico nos lleva a su yo y se emparenta con Tavares, con toda confianza, porque así trata el autor portugués nacido en Luanda (Angola) a quien osa leerlo.

Es decir, leemos a Martins y luego desembocamos en Tavares. O viceversa. Martins registra la escritura de Tavares y seguramente Tavares volverá la cara y registrará la de Martins. De sangre lusitana ambos, habrá alguna complicidad desde estos trópicos que tiene todo de absoluto.

Hablar de este escrito, habitante de la Lisboa de Fernando Pessoa, deviene aventura gozosa, y así lo hace saber nuestro ensayista que ensaya con Tavares. Desde los libros que ha leído, ya ha sido leído desde Tavares, porque este autor –en su lúdica exposición- es, sin lugar a dudas, uno de los escritores más felices del planeta. No tanto por la fama de la que ahora disfruta, sino porque escribe desde el goce, desde una felicidad protegida por la libertad individual, solitaria o colectiva en la que se podría mover mientras hace que –por ejemplo-  algunos “senhores” de la literatura sean “abusados” por él en entrevistas en las que André Breton, T.S. Eliot, el hombre de las correspondencias, Swedenborg; los señores Walser y Kraus sean diagnóstico y pronóstico en las manos de Tavares, quien los pasea por un juego donde también participa Bach en un “barrio” de edificios, vecinos todos del portugués.

De tanto en tanto, otros libros, varios que Juan Martins revela a quienes poco o algo sabemos de este trazador de aventuras nacido en 1970, quien se ha hecho acreedor de importantes premios en medio mundo.

Ensayar para un ensayo, aquí queda como entrada y reconocimiento a esta investigación del escritor Juan Martins, ansioso indagador de la literatura portuguesa desde una tierra en la que viven muchos lusitanos que podrían ser parte –ojalá- de las inteligentes travesuras de Goncalo M. Tavares, quien nos acaba de encontrar en sus páginas y Juan nos lo acaba de regalar en esta búsqueda incesante que debe ser atendida como se atiende un libro para llevar a todas partes.

(Nota / Prólogo para el libro de ensayos de Juan Martins “Goncalo M. Tavares: “El secreto de su alfabeto”, publicado con los auspicios del Instituto Portugués de Cultura y el Instituto Camoes Portugal / Ministério Dos Negócios Extrangeiros. Editado por Ediciones Estival, Maracay, 2019)

 

Bartleby sale a escena

Carlos Yusti (Fuente: Grupo Li Po)

Libro-El-es-VIla-MataReseñar libros imaginarios es una actividad algo más compleja que hacerlo con libros reales e impresos. Algunos escritores lo han hecho de manera excepcional como Stanislaw Lem, Borges, Bolaño, Blaise Cendras, Luis Goytisolo y de nuestro patio SantiagoKey-Ayala, por nombrar sólo algunos.

Aunque sin duda escribir sobre libros imaginarios debe esconder una ironía soterrada tanto hacía los reseñadores habituales como a la reseña en sí, en cuanto a estilo y forma.

Por ese motivo quisiera que esta reseña se leyera, sobre dos libros de Juan Martins, como si tratara de un texto algo imaginario, endeble en sus contornos y más que una reseña es un vuelo rasante, fantasmal. Son dos libros de ensayos: El delirio del sentido, desde una poética del dolor y otros ensayos y Él es Vila-Matas, no soy Bartleby, ambos editados por Ediciones Estival en el año 2014. Es necesario aclarar que los libros de Juan Martins tienen algo de inmateriales y que el escritor español Enrique Vila-Matas tienes todas las particularidades de ser un escritor inventado, un personaje moldeado en literatura, pero que escribe y desordena los discursos (y géneros) al uso, convirtiendo lo literario en un juego rigurosamente serio, pero despojado de formalidad pastosa. Sigue leyendo

Premio III Bienal de Literatura de Poesía Abraham Salloum Bitar

Soy una herida que se deja atenuar.jpgEl director ejecutivo de la Fundación Abraham Salloum Bitar, Francisco Arévalo, dio a conocer que el Jurado de la III Bienal de Literatura de Poesía Abraham Salloum Bitar decidió premiar al libro Soy una herida que se deja atenuar, suscrito bajo el seudónimo «Joseph Artaud», cuyo autor resultó ser el poeta y dramaturgo Juan Martins.

El jurado, preciso Arévalo, integrado por los poetas Alfredo Chacón, Pedro Suárez y Tito Núñez, ha decidido «conferir el Premio único instituido en las Bases de la Bienal Literaria Abraham Salloum Bitar al poemario Soy una herida que se deja atenuar, consignado bajo el pseudónimo ‘Joseph Artaud’, por la firme resolución de la dicción poemática que lo caracteriza, junto con su evidente aptitud para vincular sugestivamente entre sí las invocaciones subjetivas y referenciales que aportan a sus poemas uno de los rasgos que mejor los singularizan». Sigue leyendo

El delirio del sentido, desde una poética del dolor y otros ensayos

El delirio del sentido

Juan Martins nos anuncia en este ensayo que «ésta es una opción para el lector y para mí una aproximación teórica a algo que me ha obsesionado en mi carrera como crítico, esto es, la relación entre poema y actor. Tendremos aquí un diálogo con el lector antes que el rigor teórico que lo espante o le haga tirar el libro en las primeras de cambio […] De modo que es un tramado de ideas que están para ser debatidas. Sólo eso, diálogo en procura de la indagación. De la duda. Seré reiterativo, cambiando el tono y el ritmo de cada caso, con diferentes muestras tanto de la crítica teatral como del texto dramático o todavía desde la crítica literaria, por lo cual el lector podrá seleccionar casualmente cualquiera de estos capítulos, leerlos todos o, en cambio, rechazarlos por si lo cree suficiente. Estará en su libre albedrío». Sobre el camino de esa relación se muestra su pasión por la literatura, la poesía y el teatro.

El delirio del sentido, desde una poética del dolor y otros ensayos/Ensayo
1ª edición: © Ediciones Estival 2014
Colección El vitral de Duchamp nº 2
Depósito legal: lf0432014800595
ISBN: 978-980-12-7541-1
Diseño: Ediciones Estival & Asociados

Novelas son nombres, ensayos inexactos

Libro-novelas-son-nombres

Dice su autor en este libro: «Desde estos referentes, aquella, Aire de Dylan [de Enrique Vila-Matas], se parece a Hombre lento (2007) de John Maxwell Coetzee y ésta a El viaje vertical (2001) del propio Vila-Matas. En ambas, el viaje es un tema en común. El héroe de esos recorridos se sojuzga por sus emociones. Hasta aquí quiero explicar la relación entre personaje y racionalidad del sujeto, la cual compromete tanto a la cimentación del personaje como al lector. Por su parte, en Coetzee esa condición de lo humano se acentúa por mecanismos diferentes. El mundo es real, pero la ironía se sostiene a lo largo del relato: el personaje pierde poder ante lo real. La relación intersubjetiva del individuo se da a nivel de la memoria del pensamiento. En esta visión de lo literario Fiódor Dostoievski los une y aquello que los separa es la actitud ante lo real. Para uno, es un ejercicio con la otredad, para el otro, con la memoria. Y en ambos la duda de lo real es la frágil línea que los diferencia…».

Novelas son nombres, ensayos inexactos/Ensayo
1ª edición: © Ediciones Estival 2016
Colección El vitral de Duchamp nº 3
ISBN: 978-980-12-8316-4

De qué hablo cuando hablo de Murakami

juna-martins-murakami-haruki-libro-hablo-cuandoMe confieso, dice Juan Martins, ante el lector: podrá notarse que buena parte de la escritura contenida entre corchetes proviene de su libro «De qué hablo cuando hablo de correr», cuyo título del libro fue inspirado en una colección de cuentos cortos de Raymond Carver con el propio «De qué hablamos cuando hablamos de amor». Yo, hago un tanto, el resto, aquella hermenéutica que me permito como para compartir la voz de aquél, en un diálogo imaginario que espero el lector lo legitime al menos con una parte de su recorrido. Y, por otro lado, la necesidad de flexibilizar el discurso de este ensayo o lo que pudiera surgir de él: mi bitácora (un diario desconocido). Más adelante agrego notas de su libro «De qué hablo cuando hablo de escribir» con el mismo propósito.

De qué hablo cuando hablo de Murakami/Ensayo
1ª edición: © Ediciones Estival 2016
Colección El vitral de Duchamp nº 4
ISBN: 978-980-12-8467-3