Dollwrist

Un Hombre y una Mujer Ocupan un espacio, un lugar en el que una ha atrapado al otro. Aura, una actriz que se ha venido a menos, espera a su victima Exequiel, un joven con ambiciones de escritor que trabaja en una televisora de “Office Boy” este será victima y victimario en ese lugar el cual han edificado para sus complejos, temores y, por qué no, pasiones. Con todo, estas pasiones terminan en un drama que poco sabemos si están en la realidad o forman parte de una metáfora de la violencia que ha vnido contribuyendo con la sociedad de consumo,afiche-de-dollwrist.jpg representada en el fenómeno de la televisión como una de sus máximas de expresión, responde de alguna manera a un teatro político, pero que a un tiempo nos dice en ese final del drama qué tan cuestionado pueden salir los individuos, representados acá en uno personajes derrotados por no haber evolucionado como individuos íntegros y de perfil humano. Al contrario, el público se encontrará con un desenlace el cual se le aparentará cotidiano y comprometedor.

 

…Para nosotros, el espectáculo resultó placentero y un tanto erotizante. En otro país, los actores se habrían desnudado y aceptado unos cuantos rituales sexuales, pero aquí en Caracas algunas pautas sociales y legales han creado obstáculos para ver y disfrutar de algo que es muy corriente y hasta frecuente en otros escenarios donde el teatro no es sólo representación. Lo mostrado es más que satisfactorio y ha permitido ponderar las innegables condiciones de los histriones ahí involucrados. Y, por supuesto, hay un autor muy feliz por haber podido mostrar su obra a más espectadores que sacarán sus rotundas conclusiones.¡Se hace camino al andar, canta el poeta!

Edgar Moreno-Uribe/El espectador

 

…Un drama denso con aguzada mordacidad, toques de humor corrosivo, “diálogos cargados de intenciones y subintenciones” [y] personajes chisposos” que parecen no poder escapar a un inexorable final.Martins apela al doble significado de la palabra Dollwrist que en el contexto de la pieza adquiere una significación de maniquí de vitrina o muñeco que emplean algunas tiendas para exhibir ropa en las vitrinas o que se emplean en los estudios de TV.

Carlos Herrera/www.cantv.net/entretenimiento

 

 

Anuncios

Acerca de Juan Martins

Dramaturgo. Escritor. Crítico Teatral con trayectoria internacional. Editor. Destacado con varios premios. (Ver más en la sección «Editor» de este blog). Se ha distinguido como crítico en diferentes festivales latinoamericanos de teatro (Brasil, Ecuador y Argentina). Conduce la revista de crítica literaria y teoría teatral «Teatralidad». Ha recibido el premio «Mejor dirección» con el espectáculo «Mariana» de José Ramón Fernández e interpretado por la actriz Mirla Campos en el III Festival Internacional de Teatro Clásico Adaptado 2012. Argentina. «Él es Vila-Matas, no soy Bartleby», «El delirio del sentido, desde un poética del dolor y otros ensayos» y «Novelas son nombres, ensayos inexactos» son sus más reciente libros de ensayos publicado en «Ediciones Estival», Venezuela. Con la misma tiene en imprenta su otro libro de ensayo «De qué hablo cuando hablo de Murakami» (2016).
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s